Tratamiento de la procesionaria

¿Qué es la procesionaria?

La procesionaria es una plaga de orugas que afecta a los pinos y puede afectar gravemente a personas y animales por igual. Se dan en otoño y su letargo suele durar entre 30 y 45 días.

Los peligros de la procesionaria

La procesionaria constituye un peligro global. Los médicos recomiendan no tocar las orugas ya que a las personas les causa alergias y urticarias, incluso sin necesitar contacto directo, pues su pelo tóxico puede ser dispersado por el viento. Los efectos son especialmente perjudiciales para los niños, lo que hace más necesario el control de la plaga, muy presente en lugares donde suelen acudir los pequeños: parques, patios, jardines, casas rurales…

Tratamiento Procesionaria
tratamiento procesionaria madrid

Además, la procesionaria puede ser grave e incluso mortal para nuestros animales, como gatos o perros. También es peligrosa para los pinos, ya que se comen sus hojas, debilitándoles y propiciando otras plagas.

Daños a los pinos

La procesionaria usa los pinos tanto para anidar como para alimentarse. Durante las primeras fases se comen las partes tiernas del árbol, produciendo amarilleces y marañas de seda en las hojas. Cuando las orugas crecen, las hojas infestadas llegan a secarse y a caer.

Durante los primeros años la procesionaria sólo afecta a árboles aislados, pero en dos o tres años puede infectar toda la zona del pinar, afectando a gran multitud de pinos que se quedarán enfermos y cada vez con más bolsas. Por eso es importante la prevención y la eliminación precoz de la plaga.

Tratamientos para combatir la procesionaria

Aunque existen remedios caseros, la mejor opción es dejarlo en manos de expertos en la materia. En Erojardin llevamos más de 15 años tratando con las plagas de procesionarias y no hay nada mejor que un profesional se encargue de ello. Ponte en contacto con nosotros y te facilitaremos un presupuesto gratuito sin compromiso.

Ponte en contacto con nosotros

    Contacto

    * Obligatorio