Repelente para gatos

Impredecibles y extremadamente territoriales, mantener a los gatos fuera de las zonas ajardinadas puede ser un poco complicado. Depositan feromonas de sus glándulas de olor (al orinar o no) para marcar su territorio y continuarán visitándolo mientras permanezca su propio olor.

Hay muchas ideas para resolver este problema, por eso te hemos preparado una revisión de los mejores repelentes para gatos que pueden ayudar a alejar a los felinos de tu jardín.

Repelente para gatos del Mercadona

Los repelentes disponibles en el Mercadona son uno de los más demandados del mercado. Tienen una gran variedad de productos, con distintos rangos de precios, que se adaptan a tus necesidades y bolsillo.

Allí puedes encontrar dispositivos ultrasónicos con diversas características, entre las que destaca su resistencia al agua y al sol, amplios rangos de detección de movimiento, de un máximo de 9 metros. También cuentan con ahorro energético, gracias a la carga solar, conexión USB y flash LED.

Entre otras opciones, hay una gran variedad de marcas de sprays, muy efectivos y con una excelente relación calidad precio que incorporan fórmulas reforzadas para ahuyentar a tus mascotas con una mayor eficacia.

Repelente para gatos en spray

Los aerosoles son probablemente en lo primero que piensas y quieres probar para tratar de disuadir a tus gatos de acercarse a alguna zona, especialmente si es tu propia mascota.

Puedes usar estos spray de 2 maneras diferentes: la más común es rociar directamente sobre el área en la que quieres que tu felino se mantenga alejado, o puedes aplicar el producto muy cerca de la mascota para disuadirla de lo que sea que esté haciendo o de lo que vaya a hacer.

No rocíes directamente sobre el animal, ya que tendrán encima el aroma desagradable, por lo que pueden olvidar dónde y por qué se originó ese olor, lo que hace que el entrenamiento sea inútil.

Cuando estés buscando un spray, ten en cuenta que hay disponibles diferentes fórmulas. Hay unas hechas para uso en interiores, otras para exteriores o multipropósito. Por lo tanto, busca una fórmula que coincida con el lugar donde quieres usarla.

La razón por la que este tipo de productos funciona tan bien es porque contienen un aroma que la mayoría de los gatos encuentra desagradable.

Algunos sprays están hechos de productos químicos, y lo más recomendable es que los evites. No obstante, no es difícil encontrar aerosoles orgánicos que incluyan hierbas o un olor agrio o amargo natural que a la mayoría de los felinos no les gusta.

Además, no tienes de qué preocuparte, ya que los humanos no podrán captar los olores de estos repelentes al nivel que los gatos sí pueden. Por lo tanto, incluso si no te gusta el olor a hierbas o ácido, no debería ser muy fuerte para ti ni permanecer demasiado tiempo en el ambiente.

En definitiva, los sprays son una muy buena opción para usar como repelente porque suelen ser la opción menos costosa, además de ser fáciles de usar.

Finalmente, debes estar pendiente de la efectividad, ya que si bien en una gran mayoría de casos el olor es desagradable para la mayoría de los gatos, a otros podría gustarles. No sea que pueda terminar atrayéndolos, en lugar de repelerlos.

Plantas repelentes de gatos

Existen varias plantas que pueden ayudarte de forma natural a repeler a los felinos. Te dejamos una lista de las más utilizadas:

Tomillo

Es una hierba que puedes colocar en cualquier jardín como repelente, ya que además es un antibiótico natural.

Al igual que muchas hierbas, es mejor en macetas, lo que es útil para repeler a tus mascotas, porque puedes mover las macetas a diferentes partes del jardín para proteger a las aves que anidan.

Lavanda

Esta es otra planta muy útil, ya que es fácil de cultivar y apta para las abejas. Sus flores secas son, por supuesto, una de las mejores formas de deshacerse de las polillas. Se puede usar un seto de lavanda para mantener a los gatos alejados.

Bálsamo de limón

Otra gran opción que detestan los felinos a pesar de que a los humanos nos huele delicioso. También puedes colocarla en macetas y moverlas a distintas partes del jardín.

Penny Royal

Otra planta muy utilizada como repelente, que sirve además para alejar mosquitos y moscas, pero es venenosa, por lo que debe cultivarse con cuidado.

Coleus canina

A menudo se comercializa en tiendas de jardinería, ya que es una planta muy efectiva. Esto se debe a que huele a orina de perro. Así que posiblemente solo querrás plantarla si está escondido en un lugar al que no irás, ya que el aroma es desagradable para los humanos también.

Olores repelentes para gatos

Debido a sus capacidades superiores de olor, los felinos son sensibles a muchos aceites esenciales fuertemente perfumados o a base de cítricos, muchos de los cuales huelen agradables para los humanos.

Estos aceites son completamente naturales y están hechos de plantas, como citronela, lavanda, menta, hierba de limón y naranja, que tienden a repeler cuando los huelen aunque no son tóxicos.

Para hacer una solución casera de estos aceites, mezcla una parte de aceite esencial con 3 partes de agua, luego agítala y rocíala en cualquier área, interior o exterior, de donde quieras mantenerla alejado.

Otros aromas que detestan son el de la pimienta, canela, hojuelas de chile, mostaza y curry.

Hacer repelentes para gatos con estos elementos requiere conocer las porciones correctas. Si los ignoras, puedes comprometer la salud de tu mascota, así que asegúrate de respetar las dosis y ser muy cuidadoso.

Repelente para gatos ultrasónico

Esta es una de las formas más efectivas de disuadir a los gatos de estar en un lugar en el que no deberían. Son dispositivos que generalmente se colocan en un patio o jardín en espera a la detección de algún movimiento.

Al ser detectado cualquier movimiento por su sensor infrarrojo pasivo, emite un tono agudo que a los felinos y a la mayoría de los animales les produce rechazo. Así que esta señal ultrasónica ahuyentará también a perros, ratones, pájaros y animales salvajes.

Lo mejor es que el oído humano es inmune al agudo sonido que emite el dispositivo, por lo que no te molestará a ti ni a tus vecinos.

Además, son fáciles de instalar, muy económicos e impermeables. Una vez que lo colocas, puedes moverlo como quieras o simplemente fijarlo en un lugar y dejar que haga el trabajo.